SEGUNDA ADVERTENCIA – EL YO Y EL KARMA ·· Libro de Remedios Naturales y Ocultos

Segunda Advertencia – El Yo y el Karma

Tal como el Venerable Maestro Samael Aun Weor bien nos lo enseñó, el Yo Psicológico, los defectos psicológicos que cargamos en nuestro interior se nutren de las Energías Vitales del cuerpo físico, es decir que “vampirizan” el Cuerpo Etérico. Imagínate que cada uno de tus Yoes (ira, codicia, pereza, gula, orgullo, celos, lujuria, etc., etc.) está chupando la Energía Vital en alguna parte de tu cuerpo físico y etérico (hígado, corazón, intestino, pulmones, órganos sexuales, etc.). De ahí las enfermedades. A tal punto que cuando algunos Yoes son fuertes y caracterizan bastante al individuo, este puede nacer con enfermedades congénitas, es decir enfermedades heredadas de los padres; por ejemplo, una familia que tiene mucha gula, y donde padres e hijos tienen las mismas enfermedades del Sistema Digestivo.

Es de suma importancia, entonces, estudiarte a sí mismo, CONOCERSE A SÍ MISMO para descubrir los Yoes, los defectos psicológicos para acabar con ellos, disolverlos (Didáctica para la Disolución del Yo). Esto se consigue analizando, día tras día, año tras año, los diversos aspectos de nuestra Psicología Particular.

PODRÍAMOS TOMAR TODOS LOS REMEDIOS DEL MUNDO, NATURALES O QUÍMICOS, SI NO DISOLVEMOS LOS YOES, SEGUIREMOS VAMPIRIZADOS EN NUESTRAS ENERGÍAS DE VIDA.

Resulta urgente buscar sanación, no solamente en los remedios, sino también a través la Disolución del Yo. Una buena ira que nos “cae” en el estómago, en el corazón, en el hígado o mismamente en el cerebro, nos daña esos órganos MILES DE VECES MÁS que todos nuestros intentos de curarlos con plantas y remedios.

Los Yoes vienen entonces a ser “VAMPIROS PARTICULARES” que el ser humano, ciego a esa realidad, carga en su mundo psicológico, vampiros particulares que se nutren cada día de tus mejores energías.