ELEMENTAL DE LAS PLANTAS ·· Libro de Remedios Naturales y Ocultos

Elemental o Alma de las Plantas · Gnosis

ELEMENTAL DE LAS PLANTAS

El V.M. Samael Aun Weor, como ya dijimos, frente al materialismo creciente, rescató del olvido los Trabajos de Magia Blanca con los Elementales de la Naturaleza. Es muy distinto, por ejemplo, tomar aloe para aliviar el estómago, si hemos previamente trabajado con el Elemental para pedirle la curación. Entonces el Elemental penetrará en el cuerpo utilizando los átomos de las hojas ingeridas, para la potente curación. Esto es parte del Conocimiento y la Sabiduría de la Cuarta Dimensión que le falta tanto a la ciencia moderna.

El propósito de esa sección, no es de dar de nuevo todas las Prácticas Elementales enseñadas por el Maestro Samael. Solo daremos algunas de las importantes, a título de ejemplo.

El Modus Operandi, o modo de trabajar, es muy sencillo y es el mismo para todas las Prácticas Elementales. ¡Pero recuerda!, te advertimos:

• Los Elementales obedecen a aquellos que llegaron a la Maestría, es decir que son Maestros de sí mismo. Los lujuriosos, iracundos, glotones, perezosos, orgullosos, codiciosos, celosos, miedosos, etc., no forzosamente serán obedecidos por los Elementales. El que quiere mandar a la Naturaleza ¡que sea primero Maestro de sí mismo!

• Todos los Trabajos Elementales, sin excepción ninguna, se deben hacer repitiendo las siguientes palabras, sintiéndolas, viviéndolas: “Que se cumpla de acuerdo con la Voluntad del Ser y con la Gran Ley Divina”. Todo Trabajo que NO se hace de acuerdo a la Voluntad del Ser y a la Gran Ley Divina está considerado, por la Logia Blanca y los Maestros de lo invisible, como magia negra. Solo el Ser sabe, el Yo no sabe.

He aquí entonces el Modus Operandi:

Se pide al Padre asistirnos en el Trabajo con el Elemental. (Aquí si queremos podemos llamar a una parte de nuestro proprio Ser, llamada el Intercesor Elemental, para hablar con la criatura Elemental). Luego se habla directamente al Elemental, pidiendo el favor de curar al órgano enfermo o la persona enferma. Se puede también, con el signo de la Cruz, bendecir a la planta, al principio y al final de la práctica. A veces hay un Mantram (o palabra de poder) que el Maestro Samael explica, entonces se repetirá 3 veces ese Mantram al hacer la práctica. La petición particular y el Mantram se pueden repetir 3 veces en total. He aquí el ejemplo del Aloe tal como explica el Maestro Samael Aun Weor en su libro La Rosa Ígnea:

“Los elementales de estas plantas, tienen poder sobre todas las cosas, y por medio de la magia elemental podemos utilizar a estos elementales para toda clase de trabajos de magia blanca.

Antes de coger la planta, hay que regarle agua para bautizarla.

Se bendecirá la planta y se le recitará la siguiente plegaria gnóstica:

Creo en el Hijo, el Crestos Cósmico, la poderosa mediación astral que enlaza nuestra personalidad física con la inmanencia suprema del PADRE SOLAR.

Deberá colgarse a la planta, un pedacito de metal de plata.

Se deberá luego colgar la planta en la pared de nuestra casa, para que con el esplendor de la luz Crística que atrae del sol, ilumine y bañe todo el ambiente de la casa, llenándonos de luz y suerte.

Por medio del poder de la voluntad, podremos ordenarle al elemental de la zábila ejecutar el trabajo mágico que deseemos, y entonces este elemental obedecerá inmediatamente.

Los ángeles que rigen la ley de la reencarnación están íntimamente relacionados con este departamento elemental de la zábila.

El Mantram de este elemental, es la vocal: “M”.

La pronunciación correcta de esta vocal se hace con los labios cerrados.”